¿Qué cuidados debes tener después de tu cirugía de senos?

¿Estás a punto de realizarte una cirugía de senos? Si es así, llegaste al lugar indicado porque te vamos a explicar, en pocas palabras, los cuidados mínimos que debes tener antes y después del procedimiento. Sí, sabemos que el artículo en su título dice “cuidados después de tu cirugía de senos”, sin embargo, hay tres cuidados previos que debes tener en cuenta si quieres tener excelentes resultados. ¿Lista?

ANTES DE LA CIRUGÍA DE SENOS

- Dos semanas antes y dos después del día de la intervención, no podrás tomar medicamentos que contengan salicilatos, como la aspirina. Es muy importante que lo sepas, ya que en el caso de los implantes, estos pueden reaccionar mal si tienes este tipo de sustancias en tu cuerpo.

- No debes consumir bebidas alcohólicas, al menos, dos días antes de que vayas al quirófano.

- Por último, un día antes del procedimiento, es recomendable bañarte con un jabón germicida para eliminar todas las impurezas que puedas tener en el pecho y la región axilar.

DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN

- Como cualquier post-operatorio, debes tomar las dosis de medicamentos recetadas por tu médico. Recuerda que estos te ayudarán a calmar el dolor, desinflamar y evitar el riesgo de infecciones. Por cierto, nada de automedicarse; si crees que necesitas algo más fuerte para el dolor, pídele a tu médico una nueva fórmula.

- Durante todo el tiempo de recuperación, es necesario que guardes reposo total. No realices esfuerzos físicos, ni levantes cosas pesadas. Además, no podrás hacer movimientos bruscos con los brazos. Especialmente actividades como el conducir un vehículo o hacer ejercicio, están vetadas por completo.

- Duerme siempre de espalda para no afectar los procesos de cicatrización internos. Ni siquiera es recomendable que duermas o descanses de forma lateral en la cama.

- Igualmente, ya que tendrás en un inicio apósitos y vendaje, debes evitar el sol y el calor excesivo. De esta forma aseguras que la cicatrización se forme de manera correcta y eliminas riesgos de infección asociados a la higiene de la herida.

- Usa el sostén indicado por el doctor y no los que usas para tu vida diaria. Los sostenes post-operatorios ayudan a la compresión de los implantes y los procesos de cicatrización interna.

- Masajea tu pecho, después de la cirugía, para evitar una contractura capsular, es decir, que los senos se pongan excesivamente firmes a causa de la mala cicatrización interna. Estos masajes son circulares y con un poco de presión sobre el seno.

- Por último, consulta tu médico tanto como tú quieras. En todos los casos hay dolores en costillas, inflamación y enrojecimiento; sin embargo, si consideras que algo anda mal, llama a tu cirujano y pregunta todo lo que desees. Recuerda que la intervención incluye varias consultas de control post-operatorio.

Llámanos
  • USA ( 305 ) 5149811
  • España 918290444
  • Colombia 57 ( 2 ) 556 2828 57 ( 2 ) 556 0575