Como realizar el autoexamen de mama y cada cuanto es prudente hacerlo

Es recomendable que todas las mujeres se realicen autoexámenes de seno como parte de una estrategia temprana de detección del cáncer de mama.

Cómo hacer un autoexamen de mama en cinco pasos

Paso 1: Comienza mirando tus senos en el espejo con los hombros rectos y los brazos en las caderas.

Esto es lo que debes buscar:

- Senos de tamaño, forma y color habituales.

- Senos de forma uniforme sin distorsión o hinchazón visibles.

- Si observas alguno de los siguientes cambios, infórmaselo a tu médico:

o Manchado, fruncido o abultamiento de la piel.
o Un pezón que ha cambiado de posición o un pezón invertido (empujado hacia adentro en lugar de sobresalir)
o Enrojecimiento, dolor, sarpullido o hinchazón.

Paso 2: Ahora, levanta los brazos y busca los mismos cambios.

Paso 3: Mientras estés frente al espejo, busca cualquier signo de líquido que salga de uno o ambos pezones (esto podría ser un líquido o sangre acuosa, lechosa o amarilla).

Paso 4: A continuación, revisa tus senos mientras estás acostada, usando la mano derecha para sentir el seno izquierdo y luego la mano izquierda para sentir tu seno derecho. Haz un

toque firme y suave con los primeros dedos de tu mano, manteniéndolos planos y juntos. Ejerce un movimiento circular.

Cubre todo el seno de arriba a abajo, de lado a lado, desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen y desde la axila hasta el escote.

Sigue un patrón para asegurarte de cubrir todo el seno. Puedes comenzar en el pezón, moviéndote en círculos cada vez más grandes hasta llegar al borde externo del seno. También puedes mover los dedos hacia arriba y hacia abajo verticalmente, en filas, como si estuvieras cortando el césped.

Este enfoque de arriba hacia abajo parece funcionar mejor para la mayoría de las mujeres. Asegúrate de sentir todo el tejido desde el frente hasta la parte posterior de tus senos: para la piel y el tejido justo debajo, haz una ligera presión; haz presión media para el tejido en el medio de tus senos; haz presión firme para el tejido profundo en la espalda.

Cuando hayas alcanzado el tejido profundo, deberías poder sentir hasta la caja torácica.

Paso 5: Finalmente, revisa tus senos mientras estás de pie o sentada. Para muchas mujeres forma más fácil de revisar sus senos es cuando su piel está húmeda y resbaladiza, por lo que les gusta hacer este paso en la ducha. Cubre todo el seno con los mismos movimientos de mano descritos en el paso 4.

Hazte el examen mensualmente

Trata de acostumbrarte a hacerte un autoexamen de mamas una vez al mes para familiarizarte con cómo se ven y se sienten normalmente.

Examínate varios días después de que termine tu período, cuando es menos probable que estén hinchados y sensibles. Si ya no tienes períodos, elige un día que sea fácil de recordar, como el primer o el último día del mes.

También te podría interesar: Cuidados para prevenir el cáncer de mama

Llámanos
  • USA ( 305 ) 5149811
  • España 918290444
  • Colombia 57 ( 2 ) 556 2828 57 ( 2 ) 556 0575